6.5.07

Elecciones locales en Inglaterra

Desde que me fui de España en el 2004 no había votado así que cuando hace unas semanas llegó una carta del Ayuntamiento de Bristol (Bristol City Council) recordándome que al ser habitante de la ciudad, mayor de 18 años y ciudadano comunitario tenía derecho a voto me apeteció volver a ser participe del sistema democrático.

Al no ser ciudadano británico yo no puedo votar en las elecciones generales en el Reino Unido por lo que estas elecciones locales eran una oportunidad bastante buena de ver el sistema británico desde dentro.

Una de las primeras diferencias entre el sistema español y el británico es que el día de las elecciones no es siempre domingo como en España, por lo que la gente va a votar antes o después del trabajo. No se si esto influye en el nivel de participación de los votantes, en las elecciones generales del 2005 la participación fue ligeramente superior al 60% como muestra esta gráfica. Recuerdo que la cifra me pareció en su día bastante baja y lo que más me sorprendió fue la escasa repercusión en los medios británicos (escueto artículo al respecto en The Guardian).

Otra peculiaridad del sistema británico es que en ningún momento me pidieron ningún documento identificatorio más allá de la carta que había recibido del Bristol City Council. Eso la verdad es que me sorprendió bastante ya que cualquiera podría votar en el nombre de otro sin muchas complicaciones. Bastaría para ello robar las cartas del Ayuntamiento, tan simple como eso.

Por último otra particularidad reside en el propio sistema, el llamado Escrutinio Uninominal Mayoritario (más en inglés). En cada barrio de la ciudad se presentan una serie de candidatos afiliados a los distintos partidos políticos (generalmente laboristas, conservadores y demócratas liberales). Los ganadores de cada barrio pasaran a ser ediles en el ayuntamiento. Esto significa que el número de votantes de un partido político no es tan importante como su distribución en un territorio. De manera que de nada sirve ganar de “paliza” en un barrio y quedar segundo en otro.

Con este sistema el número de votantes de dos formaciones políticas puede ser muy similar en el conjunto de la ciudad pero si en cada barrio siempre gana la misma formación el ayuntamiento estará formado íntegramente por un solo partido político. Aquí se refieren a ese efecto como “the winner takes it all” (el ganador se lo lleva todo).

En resumen, el votar en Inglaterra ha sido una experiencia curiosa de la que me alegro haber participado.

3 comentarios:

Di dijo...

Se te olvidó mencionar ese pedazo de urna de hierro pintada de negro con un candadote a un lado, y que la papeleta se rellena marcando una x a lápiz al lado del candidato deseado.
Y es que no en vano se trata de la democracia más vieja de la historia.Jurl jurl.....

J Villamota dijo...

Yo voté una vez para las elecciones locales de Maidenhead y me llamó la atención que la polling station estaba montada en el interior de una iglesia metodista...

Jorge dijo...

Mi polling station estaba situada en un edificio público, hasta ahí todo normal, lo que me llamó la atención fue que se entraba por la puerta trasera como si votar fuera algo vergonzoso.