4.10.05

Kefalonia

¡Ya estamos de vuelta!

Después de una semana en la soleada isla griega volvemos a la pérfida Albión. Han sido unos días de copiosas comidas, libros, fotos, sudokus, playas, piscinas, excursiones y paseos. El clima nos acompañó la mayor parte del tiempo y nos permitió disfrutar de playa y piscina por igual.



Tras esta visita hemos empezado a descubrir la excelente comida griega. Es bastante parecida a la española aunque quizás varíen un poco las especias utilizadas. En muchos de los platos utilizan el clavo como aderezo hecho que aporta un toque exótico para aquellos paladares no entrenados.

Con los isleños pasa algo parecido a lo que ocurre con la comida. Siendo distintos se parecen claramente a sus vecinos íberos. El carácter muy abierto, hablando casi a gritos y gesticulando a cada instante. Pudimos comprobar, tras aprender el alfabeto griego, que muchas palabras son comunes al español. Y sobre todo, la pronunciación, tan parecida a la nuestra.



Todo estos ingredientes hacen que la cultura griega sea un apetecible plato para paladares faltos de sabores mediterráneos. Inspirado por este viaje surgen varias intenciones de propósito tan frecuentes en esta época de comienzo de año académico y demás coleccionables. El primer objetivo es retomar la lectura de La Iliada que abandoné hace meses. Otra intención es la de ampliar nuestro repertorio culinario cocinando platos de la Hélade.

En fin, ya se verá lo que sacamos de este viaje. Lo que sí es seguro es que fueron unos días felices en los que se apreció hasta el aislamiento.

2 comentarios:

Miquel dijo...

Mira qué bien!

Yo voy la semana que viene a Creta. ¿Calculas que puedo llevarme el bañador? O ya hará demasiado frío?

Un abrazo.

Jorge dijo...

Sí que es casulidad sí...llévatelo porque esta más al sur que Kefallonia y si hace sol te podras bañar seguro
ya me contaras...

un abrazo